La felicidad

noviembre 25, 2015

En el Centro de Estimulación Musical. consideramos que una finalidad capital de las escuelas es hacer felices a los niños. Éste debiera ser una meta fundamental de todo quehacer educativo.

La felicidad es indispensable para el sostenimiento de la vida. Ella hará que la vida sea valiosa, que valga la pena vivirla, que el amor fluya, que cada día sea una nueva oportunidad, que cada momento bueno o malo tenga un significado, que cada lección aprendida adquiera un valor trascendente.

En fin, las escuelas deberíamos ver a la felicidad como un elemento primordial a desarrollar en nuestros niños. No obstante, la escuela mexicana (con sus honrosas excepciones) no podría estar más alejada de esta concepción educativa. Pareciera más bien que hace lo contrario.

La actividad musical de calidad es una fuente inagotable de felicidad. Acaricia el alma, tranquiliza, construye (o reconstruye), enriquece y todo ello de manera feliz, trascendente y perdurable.

El Papa Francisco escribió este hermoso texto acerca de la felicidad que aquí transcribimos. Sin duda una visión religiosa, pero profundamente bella y sincera. Disfrútenla con nosotros.

“Puedes tener defectos, estar ansioso y vivir irritado algunas veces, pero no te olvides que tu vida es la mayor empresa del mundo.

  • Solo tú puedes evitar que ella vaya en decadencia.
  • Hay muchos que te aprecian, admiran y te quieren.
  • Me gustaría que recordaras que ser feliz, no es tener un cielo sin tempestades, camino sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.
  • Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros.
  • Ser feliz no es solo valorizar la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza.
  • No es apenas conmemorar el suceso, sino aprender lecciones en los fracasos.
  • No es apenas tener alegría con los aplausos, sino tener alegría en el anonimato.
  • Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones y períodos de crisis.
  • Ser feliz no es una fatalidad del destino, sino una conquista para quien sabe viajar para adentro de su propio ser.
  • Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse actor de la propia historia.
  • Es atravesar desiertos fuera de sí, mas ser capaz de encontrar un oasis en lo recóndito de nuestra alma.
  • Es agradecer a Dios cada mañana por el milagro de la vida.
  • Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.
  • Es saber hablar de sí mismos.
  • Es tener coraje para oír un “no”.
  • Es tener seguridad para recibir una crítica, aunque sea injusta.
  • Es besar a los hijos, mimar a los padres, tener momentos poéticos con los amigos, aunque ellos nos hieran.
  • Ser feliz es dejar vivir a la criatura libre, alegre y simple que vive dentro de cada uno de nosotros.
  • Es tener madurez para decir “me equivoqué.”
  • Es tener la osadía para decir “perdóname.”
  • Es tener sensibilidad para expresar “te necesito.”
  • Es tener capacidad de decir “te amo.”
    Y que cuando te equivoques en el camino, comiences todo de nuevo.”
Leave a reply
En la penumbra de la identidad perdidaSabías que…? “Villancicos”

Leave Your Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »